Destrucción de Hábitats 2016-02-10T23:53:21+00:00

destruccion de habitats

A día de hoy la destrucción de hábitats es la principal causa de extinción de especies en el mundo. Al transformar el hábitat natural donde viven los animales y las plantas en hábitat incapaces de albergar la vida que allí existía, obligamos no solo a emigrar a las especies, sino que además se elimina la biodiversidad.

Las causas principales de la destrucción del hábitat son la agricultura, la minería, la tala de árboles, la sobre pesca y la proliferación urbana. El mayor riesgo al que se enfrenta todas las especies del mundo es a la perdida de hábitat, el 82% de las aves en peligro de extinción se van afectadas por este hecho.

Las áreas de intensa explotación agrícola suelen tener el mayor grado de destrucción de hábitat. En EU solo el 15% de la superficie aun no ha sido modificada por las actividades humanas.

Debido a la rápida expansión de la población global humana, se crea un incremento de la demanda mundial de alimentos, esto provoca que se deban de ampliar la superficie de las tierras agrarias destinados al cultivo de alimentos, provocando una aceleración de la destrucción del hábitat para satisfacer las necesidades alimenticias de los seres humanos. Más del 98% de la tierra cultivable ya está en uso o ha sido degradada sin posibilidad de recuperación. Esto requerirá el aumento del uso de fertilizantes y descuidar el medio ambiente.

Las soluciones a esta devastación del planeta y a la extinción de millones de especies animales no-humanos que en ellos habitan, pasan por:

  • Considerar los servicios irreemplazables proporcionados por los hábitats naturales.
  • Proteger las secciones aún intactas de hábitats naturales.
  • Educar al público acerca de la importancia de los hábitats naturales y de la biodiversidad.
  • Desarrollar programas de planeamiento familiar en áreas de rápido crecimiento de la población.
  • Encontrar formas de aumentar la producción agrícola sin aumentar la superficie cultivada.
  • Preservar los corredores de hábitat para reducir cualquier daño previo causado a los hábitats fragmentados.