Fundación Alma Animal denuncia un delito de maltrato animal en Toledo

Un individuo identificado por diferentes testigos arroja a una perra podenca a un contenedor de reciclaje de basuras

IMG-20160209-WA0020

Tan solo un día después de la celebración de manifestaciones en quince ciudades españolas exigiendo el final de la caza como práctica legal, la prohibición prioritaria de las formas más crueles y la aprobación de una Ley estatal de protección animal, activistas de la Fundación Alma Animal y de la Asociación Su Voz de Toledo se encuentran con uno de los miles de casos que cada año se producen al terminar la temporada de caza.

El pasado  8 de febrero un operario de recogida de envases salvó  a una perrita de morir aplastada por la prensa  del camión. El héroe anónimo no dudo en parar la máquina y meterse en la prensa para sacar al animal junto a una mujer que escandalizada se unió a la hazaña.

Ambos consiguieron salvar al animal, la caída que sufrió dentro del contenedor subterráneo es de aproximadamente 3 metros de altura, y gracias a que no llovió el animal no murió ahogado.

No salimos de nuestro asombro que estos sucesos  ocurran a día de hoy y agradecemos a todos los que han participado en ayudar al animal para que  pueda ser feliz.

Este hecho ha sido denunciado ante el juzgado de guardia de Toledo por un presunto delito tipificado en el código penal en el Articulo 337 por las coordinadoras provinciales de la Fundación Alma Animal en Toledo,

*En España hay unos 190.000 galgueros federados y unos 500.000 perros registrados para cazar. Pero las cifras oficiales se quedan muy cortas en comparación con la realidad: criadores ilegales, perros sin identificar cuya vida y muerte pasa inadvertida para los registros, rehalas en zulos o en cubículos de difícil acceso en zonas poco transitadas. Miles de seres invisibles excluidos de toda consideración estadística, víctimas de la caza que se suman a las directas, a las que caen abatidas por los disparos. Su realidad se hace más visible cuando termina la temporada de caza y las cunetas, los campos y los refugios se llenan de sombras, de dolor, de miedo, de animales utilizados como meras herramientas y abandonados (cuando no ahogados, ahorcados o asesinados de cualquier otra forma) una vez que dejaron de ser útiles. (Fuente: Eldiario.es)

2017-11-22T09:28:15+00:00 febrero 11th, 2016|1 Comment

One Comment

  1. juan pedro molina pino 23/02/2016 at 07:55 - Reply

    Deberiamos, escribir al Juazgado de Toledo, que lleve el caso o los que puedan que se personasen a sus puertas a reclamar una condena justa a la altura de un intento de asesinato, y que se juzgue a estas personas con iguales condenas que a los asesinos de personas, porque los animales son nuestra familia

Leave A Comment