Peletería 2016-02-10T23:33:56+00:00

 

peleteria

Más de 50 millones de animales son criados en cautividad y asesinados cada año para obtener sus pieles. No sólo la muerte de estos animales es inaceptable, sino que además sufren numerosas anomalías físicas y de comportamiento provocadas por el estrés que conlleva su cautiverio, en condiciones más que penosas.

El 70% de las pieles se producen en EU, en España existen unas 70 explotaciones peleteras. Uno de los países que más produce es Holanda, pero que acaba de aprobar una ley para prohibir las granjas de visones, un paso que deberían de seguir el resto de países europeos.

En la actualidad existen tejidos sintéticos que protegen tanto o más que las pieles de animales, algunos alegan esa excusa a la hora de defender la ropa hecha con piel de animales, pero que no tiene ningún rigor ético ni científico, y menor argumento es el uso de pieles en ribetes de algunas prendas.

La captura de animales salvajes mediante trampas provoca a los animales una agonía indescriptible, destrozando sus huesos, cortando tendones, rasgando sus carnes, rompiendo sus nervios, etc. Si los animales no mueren al instante pueden acabar muriendo por deshidratación, pérdida de sangre, gangrena, hipotermia, victimas de otros depredadores, o a manos de sus captores, que para no estropear la piel lo harán partiéndoles el cuello o la columna, golpearles la cabeza o morro con palos, martillos o palas, pisotearles sobre la zona del corazón, la caja torácica o el cuello asfixiándoles lentamente, dispararles, etc Es imposible de imaginar el dolor y el sufrimiento de estos animales.

Además al no ser selectivas las trampas, pueden capturar a otros miles de animales no deseados, por cada animal deseado, se capturan de animales no deseados. Aunque se están intentando declarar algunas trampas como éticas para lograr la aceptación del publico, estos métodos serán siempre brutales y provocaran sufrimiento a los animales atrapados en ellas.

La cría de animales salvajes en granjas no es un método más ético ni mas considerado con los animales, al igual que con la captura con trampas, los animales criados en cautividad, normalmente visones, zorros árticos, nutrias, chinchillas, gatos y conejos, pasan meses y años alojados en minúsculas jaulas y pasan toda su vida mal alimentados, sufriendo enfermedades de todo tipo, lesiones físicas y psicológicas, etc. Además la muerte de estos animales al igual que en la captura con trampas se produce de las formas más salvajes.

La industria peletera solo busca métodos y productos que aumenten sus beneficios, es frecuente el uso de hormonas y manipulaciones ambientales en estas instalaciones para acelerar la cria. Muchos animales no se reproducen naturalmente y sufren dolorosas y lacerantes inseminaciones artificiales con el objetivo de aumentar la productividad y obtener nuevas variedades de colores.

Los métodos de sacrificio están pensado para no dañar la piel y no costar dinero, aunque su sacrificio pone fin al sufrimiento de estos animales, la forma de hacerlo es la más cruel posible:

  • Descarga eléctrica con electrodos colocados en la boca y el ano
  • Gases letales asfixiantes (CO2 o CO). El gas caliente y sin filtrar quema los ojos y los pulmones de los animales, provocando una muerte dolorosa.
  • Envenenados o inyectados con sustancias químicas o pesticidas mezcladas con alcohol etílico.
  • Estrangulados, muy a menudo por asfixia, poniéndose en pie sobre el cuello del animal.
  • Desnucados
  • Ahogados

Estos métodos no garantizan la muerta inmediata, por lo que a menudo los animales son despellejados vivos.

Muchas de las prendas utilizadas por el ser humano, llevan accesorios de pelo cuya producción ha implicado el sufrimiento de muchos animales, y las utilizamos sin ser conscientes de que llevan pieles reales. Capuchas, ribetes de jerseys, guantes, gomas del pelo,etc.

Se prevé que pronto se mataran mas animales para estos ribetes que para abrigos enteros. Las condiciones en las que son criados estos animales que irán destinados a este fin son peores aun sin cabe.

Tres pistas para diferenciar si las piel es real o falsa son:

  • Puedes mirar de cerca la base del pelo para ver si está pegado a piel (real) o a tela (falso).
  • Observa la punta de los pelos. Normalmente, a no ser que se haya afeitado o cortado, el pelo de la piel real termina en punta, y el pelo falso suele estar cortado.
  • Quema con cuidado un poco de pelo, si huele como el pelo quemado humano es real, si no huele igual será falso.

Otra de las pieles más utilizadas es la del cordero Karakul, son criadas durante todo el año en terribles condiciones y artificalmente inseminadas para conseguir ciertos colores deseados. Solo en Uzbekistán son asesinados cada año 4 millones de corderos Karakul. Se necesitan 30 pieles de cordero para hacer un abrigo largo de astracán.

Otro de los comercios internacionales de gran escala que a día de hoy aun no ha salido totalmente a la luz es el de los perros y los gatos. Anualmente se matan millones de perros y gatos, algunos callejeros, otros robados o perdidos y otros criados a propósito para este fin.

La venta de estas pieles está permitida en toda Europa, aunque algunos países han empezado a prohibir su comercio como Francia, Grecia, Italia, Bélgica, Dinamarca y los Estados Unidos.

6 estados miembros de la UE ya han tomado medidas para limitar o eliminar la cría de animales para sus pieles. Entre ellos algunos estados de Alemania, Holanda, Reino Unido, Austria, Noruega y Suiza.

La coalición internacional FUR FREE ALLIANCE trabaja para poner fin a la explotación y matanza de animales para el uso de sus pieles en base a que es moralmente inaceptable el uso de animales para razones tan frívolas. En su sitio web podrás encontrar información de que empresas están adheridas.