ESPECISMO

El Especismo consiste en dar una mayor o menor importancia a los intereses de un individuo en función de la especie a la que pertenezca priorizando a unas frente a otras.

Los humanos en general somos especistas, tratamos con menor respeto al resto de animales por no pertenecer a la especie humana.

Dentro del resto de especies animales también hacemos distinciones teniendo más en cuenta los intereses de unas que de otras, por ejemplo el perro sobre el cerdo.

SABER MÁS

ANIMALES DE CONSUMO

Cada año miles de millones de animales considerados de granja mueren para servir de comida a los seres humanos, animales en los que sólo pensamos como productos de consumo, pero que no dejan de ser seres sintientes, sensibles e inteligentes, que desarrollan relaciones sociales y familiares complejas.

Preferimos ignorarlo, pero la producción de los productos de origen animal implica siempre la muerte y el sufrimiento de los animales, en su asesinato y durante todo su cautiverio. 

SABER MÁS